Viajar para mi es siempre un gran placer. Rodearme de nuevos escenarios, culturas diferentes y platos típicos de cada lugar me hace tremendamente feliz. En esta ocasión, he estado hace un tiempo de fin de semana con amigos en Oporto, con la suerte de que uno de ellos es nacido allí.

Oporto (Porto en Portugués) es la segunda ciudad más importante de Portugal, después de Lisboa,  y su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en freguesías.

Lo ideal es perderse por sus calles, disfrutar de su encanto por todos sus rincones; pero quiero destacar una serie de lugares que no debes de perderte en tu visita a esta ciudad. ¡Ahí va nuestro itinerario!48 horas en Oporto. Antïk new concept, el espacio de los nuevos creadores.

Los jardines del Palacio de Cristal. Se encuentran en la parte alta de la ciudad y se puede disfrutar de unas vistas privilegiadas de la desembocadura del río Duero en el Océano Atlántico. Cuenta con varias zonas temáticas como el jardín de las plantas aromáticas, el de las plantas medicinales, el jardín de los sentimientos, el jardín de las rosas o el bosque.

La Avenida dos Aliados, por donde pasarás en más de una ocasión para moverte de un lado a otro. Una avenida amplia, con edificios emblemáticos y modernistas, y en lo más alto el Ayuntamiento de Oporto, un edificio con fachada en granito, de comienzos del siglo XX. Desde allí puedes dirigirte a la rua Santa Catarina, peatonal, con tiendas y cafés. Sin salir de la zona se encuentra el mercado de Bolhão, el más popular de la ciudad, donde venden flores, carne, pescado, fruta y muchos otros productos.

48 horas en Oporto. Antïk new concept, el espacio de los nuevos creadores.

La Torre de los Clérigos. Es la torre más alta de Portugal, con 76 metros de altura y más de 200 escalones.

Librería en Oporto. Antïk new concept, el espacio de los nuevos creadores.

Muy cerca se encuentra la librería Lello & Irmão. Este edificio es de estilo neogótico, construido en 1906 y en cuyo interior se encuentran enormes estanterías de madera llenas de libros hasta el techo y en el centro una original y preciosa escalera de madera labrada. Tiene también una impresionante vidriera del techo que proyecta luz natural. Es un lugar para perderse.Las escaleras de la librería Lello también son conocidas, se ha afirmado que fueron la inspiración de las escaleras de Hogwarts en los libros de Harry Potter, ya que J.K. Rowling llegó a vivir en la ciudad de Oporto para trabajar como profesora de inglés como idioma extranjero en una academia. Lo que parece que no es verdad que en esta librería se haya rodado alguna escena de las películas de la saga de Harry Potter. Las colas para entrar en esta curiosa librería son enormes y desde hace unos meses es necesario comprar entrada para poder entrar.

La estación del tren de principios del siglo IX, construida sobre los restos del antiguo convento de San Bento del Ave María. En su interior se encuentran más de veinte mil azulejos en los que se retratan importantes capítulos de la historia de Portugal.

DSC_0268

Próxima a la estación está la catedral, conocida como Sé, junto a las murallas que antiguamente protegieron a la ciudad. La mayor parte de la catedral es barroca, aunque la estructura de la fachada y el cuerpo de la iglesia son románicos, y el claustro (de pago) y la capilla de San Juan Evangelista son de estilo gótico.

48 horas en Oporto. Antïk new concept, el espacio de los nuevos creadores.

La Ribeira es un lugar perfecto para un buen paseo. Desde allí se contemplan una de las postales más características y más bonitas de la ciudad, con el río Duero y el puente Luis I. En la Ribeira se concentran restaurantes, bares, cafés, alguna que otra tienda. Cada hora tiene su encanto y cualquier momento es bueno para pasarse por allí.

48 horas en Oporto. Antïk new concept, el espacio de los nuevos creadores.

Frente a la ciudad de Oporto se encuentra Vila Nova de Gaia, municipio que ha ido creciendo como ciudad dormitorio de Oporto. Su visita es obligatoria porque allí se encuentran las famosas bodegas del vino de Oporto.

Pero sin duda uno de los atractivos de esta ciudad es su gastronomía. Varios platos de la tradicional culinaria portuguesa tuvieron origen en la ciudad de Oporto.

Durante la preparación de la conquista de Ceuta en 1415, los ciudadanos de Oporto entregaron a los expedicionarios toda la carne disponible en la villa, quedándose sólo con las tripas. Desde entonces los portuenses reciben el apodo de “tripeiros”, y es razón por la cual el plato tradicional por excelencia de la ciudad son las “tripas à moda do Porto” (tripas a la portuense) obligatorio en los mejores restaurantes para quién se preste.

El Bacalao a la Gómez de Sá es otro plato típico nacido en Oporto y popular en Portugal. La francesinha (francesita) es, de la gastronomía reciente, el plato más famoso y consiste en un sándwich relleno de varias carnes, cubierto con queso y una salsa especial (molho de francesinha); os recomendamos comerlo en el Café Santiago. La bebida que tiene el nombre de la ciudad es el vino de Oporto, el cual es producido en la región vitivinícola del Alto Douro y exportado internacionalmente desde las cavas que se sitúan en la margen izquierda del río Duero, en Vila Nova de Gaia.

¿Y que decir de las confiterías del centro? felicidad absoluta desayunar rodeados de esos pasteles y bollos tan ricos y esos salados tan espectaculares. No te pierdas Padaria Ribeiro en la Praça de Guilherme Gomes Fernandes.

 

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores