¡Y casi sin darme cuenta, estamos en la recta final del embarazo!. Recuerdo que en torno al mes 5 tuve unos días de pensar que quedaba mucho, que esto empezaba a hacerse largo….pero el ir preparando las cositas para nuestro bebé, leer sobre el tema un poquito y sobre todo seguir con mi vida normal me han hecho disfrutar muchísimo de todas estas semanas de embarazo.

Ahora tengo ya la extraña sensación de que algo se termina, que por un lado estoy deseando pasar a lo siguiente y por otro quiero exprimir cada día al máximo con este tripón…¡Imagino que es lo típico de las embarazadas! Y en parte es por que ahí al fondo, junto a la tremenda ilusión, hay mucho respeto a lo nuevo que viene, que es totalmente desconocido.

antik-new-concept-final-embarazo

Me visualizo a diario con mi bebé, creo que no voy a poder parar de darle besos y mimos, ¡vaya pastelito estoy hecha!. Veo su habitación y me cuesta imaginar todo lo que vamos a ir viviendo cada día ahí…Es tal el amor y la ilusión que sentimos Javi y yo que creo que en cuanto le veamos vamos a estallar de felicidad. A estas alturas estamos más inquietos, hablamos y no acabamos de encajar que en nada seremos tres en casa. Es complicado de expresar, sé que llevamos meses con Teo en mi tripa y sin embargo sé que hasta que no le veamos y estemos con él no seremos conscientes de verdad de que tenemos un hijo. ¡Que increíble es la vida!

En cuanto a las molestias o incomodidades físicas te diré que empezando el mes 7 noté varios días que al meterme en la cama mis piernas estaban como muy saturadas, y durmiendo se me subió el gemelo varias veces. ¡La primera vez me dió bastante fuerte! Las siguientes ya más leve, ya que desde el primer momento lo consulté con mi profesora de pilates y fui a que me diesen un masaje y me recomendasen algún ejercicio específico para hacer yo en casa antes de irme a dormir para tener esa zona bien relajada. ¡Y la verdad me fue fenomenal!

 

 

antik-new-concept-final-embarazo

 

El cuerpo se va resintiendo del peso, ya que en estos casi 8 meses he engordado 10 kilos, y lo normal es que se resienta por algún lado. Eso de que kilo por mes es lo ideal está muy bien, pero en general es muy poco realista (o eso veo yo en las mamis de mi alrededor), y más si mides 1´70 como yo. He de decirte que yo tenía mucho miedo por mi espalda, ya que tengo una hernia que hace un par de años me tuvo muy fastidiada unos meses. Pero en ese sentido no he tenido problemas, con mis ejercicios de pilates me está funcionando muy bien. ¡Dolor y molestias fueron esos meses con mi hernia mala!

También he sentido ardores, pero momentáneos y leves. Por ahora no me he tomado nada para ello por que como te digo han sido puntuales y nada intensos.

En la semana 32 comenzamos con los masajes perineales diarios (a veces nos los saltamos ¿eh?). Primero acudimos Javi y yo a que le enseñasen a él como hacerlos, ya que una a sí misma es bastante imposible. Y a partir de ahí los hacemos en casa. No me gustan nadita, y eso que ahora ya parece que la zona ha ido aflojando y siento menos molestia….mi sensación al estirar el músculo es como si algo ahí me quemase. Pero son diez minutos al día, ¡esfuerzo!.

Las clases de preparación al parto las hemos realizado en el mismo hospital donde voy a dar a luz, dónde también hemos podido realizar la vista hospitalaria. Nos ha gustado mucho la experiencia, ya que hemos ido poniendo cara a las matronas del centro, nos hemos visto en el centro hospitalario y nos ha ofrecido todo como mucha tranquilidad y seguridad en todo momento, cosa que agradecemos mil. Las clases, a las que hemos acudido 6 sábados a la mañana, combinaban parte teórica con parte de ejercicios físicos buenos para mi y el bebé. A nivel teórico han venido a decirnos aquello que habíamos ido leyendo o hablando con otros papis recientes de nuestro entorno; pero fue fantástico como nos lo explicaron, siempre viendo que esto es un proceso natural y nada estricto ni agobiante. ¡Creo que hay que dejar de fomentar cosas raras con el embarazo y los bebés, esto es mucho más normal de lo que puede parecer desde fuera! Las clases prácticas siempre vienen bien, una de los días incluso hicimos danza del vientre.

antik-new-concept-final-embarazo¿Y ahora que queda? Supongo que esperar o más que esperar, que creo que planteándomelo así me pone ya en disposición de estar más nerviosa, continuar con esta etapa única que en breve traerá el regalo final y de por vida: Teo.

Confío mucho en que todo irá bien, que estamos en muy buenas manos y que somos super afortunados de poder estar en un lugar con tantos adelantos y atenciones. ¡Imposible no estar agradecida a la vida!

 

María Lagares

 

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores