Son los hombres del saco, a menudo tapados y mudos. Me refiero a esos hombres que consideran que las tareas del hogar, familiares o las necesidades de sus hijos son simplemente su responsabilidad. Esos hombres que no comprenden y sienten rabia si su trabajo es valorado mejor que el mismo realizado por una mujer. Los que desean vivir plenamente su paternidad empezando por disfrutar de una baja de paternidad digna. Esos hombres que apoyan el feminismo en favor de un mundo mejor y más justo para todos.

Luchar por un mundo igualitario, donde los derechos de la mujer sean los mismos que los del hombre en todos los niveles de la sociedad. Eso es lo que significa el feminismo. La desinformación que rodea al feminismo, como bien explicó Emma Watson en su discurso para Naciones Unidas(“luchar por los derechos de las mujeres ha sido a menudo sinónimo de odio hacia los hombres”) hace que manifestarse como hombre en favor del feminismo sea un acto admirable de “salir del armario”.

A menudo la posición de los hombres feministas es susceptible de querer ser censurada o incluso ridiculizada, ya que los y las machistas suelen calificarles como “poco hombres”, “radicales” o “locos” entre otros piropos. Hemos de tener presente la importancia de hablar y expresarse con desinhibición para la construcción de nuevas masculinidades, lo que conllevaría a la deconstrucción del heteropatriarcado y a iniciar un proceso de construcción de lo femenino. Las herramientas de un hombre feminista se hallan en este empoderamiento de lo femenino; dar un giro a la sociedad es cosa de todos.

“Hombres: quisiera aprovechar esta oportunidad para acercarles una invitación formal. La igualdad de género también es un problema suyo.Porque hasta ahora he visto que el rol de mi papá como padre es mucho menos valorado por la sociedad que el de mi madre, a pesar de que cuando era niña necesité su presencia tanto como la de mi mamá”.  Emma Watson ante Naciones Unidas

Miles de hombres luchan cada día contra la discriminación y el modelo patriarcal imperante en favor de los derechos de las mujeres. A ellos se unen rostros conocidos tales como el actor Daniel Craig, James Bond. Hace unos años apoyaba una campaña que exigía la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, donde a él mismo se le podía ver de mujer.

John Leggend también es un ferviente defensor de los derechos de las mujeres. Afirmaba que  “Todos los hombres deben ser feministas. Conozco muchos hombres y tengo muchos amigos que sienten miedo o vergüenza de identificarse como feministas por la cantidad de prejuicios y estereotipos que han sido adjudicados a esta corriente de pensamiento, aun cuando sus ideas y acciones sean, ciertamente, feministas”.

Son muchos los hombres del saco. Hombres que a menudo conviven con la etiqueta equivocada de hombre=machista por la fácil y maligna generalización. Hombres que no tienen referente de hombre feminista aunque sí los haya.

Los hombres feministas existen, son trascendentales para el crecimiento de la sociedad y aplaudimos que alzen su voz. Con orgullo les sumamos a la lucha para la igualdad.

 

María Lagares

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores

18,00€25,00€
18,00€25,00€