Ivan Ferreiro y Xoél López tienen muchas cosas en común. Ambos son gallegos. Ambos son dos de los iconos del indie español en la actualidad. Ambos triunfaron a finales de los 90 y pricinpios de los 2000 con sus respectivas bandas. Y ambos forman parte de mi lista de músicos con los que me he reconciliado.

Los Piratas y Deluxe fueron dos de esas bandas que han compuesto auténticos himnos de mi generación, que me han visto madurar y a las que tengo un cariño especial. Su disolución produjo en mi mucha tristeza, tanta que llegue a “vetar” las carreras en solitario de sus líderes. Durante un tiempo no escuché nada ni de Iván ni de Xoel por simple despecho, me sentía traicionado.

Si la primera mitad de los 90 se la dediqué a los Gallagher, la segunda mitad fue claramente de Los Piratas; eran mi banda de cabecera y su primer recopilatorio (Fin… de la primera parte) sonaba en bucle en mi habitación. Un poco más tarde llegaron Ultrasónica (de lo mejor que se ha hecho en el panorama musical español) y Relax. Al tiempo anunciaron que lo dejaban y que daban un último concierto, de despedida, en la sala La Ribiera de Madrid. Allí me planté con mi amigo Edu, otro gran fan de Los Piratas. Recuerdo aquella noche de noviembre de 2004 como algo memorable. Pero algo había cambiado en mi, tanto que incluso tardé años en comprarme el CD+DVD de ese concierto (Fin… de la segunda parte) y me negaba a escuchar nada de Iván Ferreiro en solitario.

Mi vuelta a la senda del ferreirismo vino gracias a María, la que hoy es mi mujer, que es una fan incondicional de Iván Ferreiro. A la salida de “Confesiones de un artista de mierda”… después de escucharlo la primera vez, cualquier argumento que tuviera en su contra se vino abajo y de nuevo la música del de Nigrán se ha convertido en compañera de mi día a día.

Casi cuando Iván Ferreiro y Los Piratas salían de mi vida, Xoel López y Deluxe entraban en ella.

En 2003 salía a la luz  “If things were to go wrong” y con él uno de los himnos del indie español que quedarán para la historia, “Que no”. Era imposible que no me hiciera seguidor de este grupo. Más incluso cuando salió otro disco mítico, aquel “Los jóvenes mueren antes de tiempo”. Después he de reconocer que les perdí un poco la pista, justo hasta el momento en que me enteré que Xoel disolvía Deluxe y se iba a vivir a Argentina a componer con calma. Y que mal me sentó aquello. Algo que me llevó a tachar a otro artista de mi lista.

Hasta que el destino, o más bien María y su a amor a la música de Iván Ferreiro, me acercó a aquel “Confesiones de un artista de mireda”, donde él y Xoel López (si! el de Deluxe!) cantaban a dúo “Turnedo”… El muro se me empezó a caer rápido, pero al ver este vídeo no pude más que volver a ser fan incondicional…Por no hablar de “el pan y la sal” publicado en 2017, el cual no puedo dejar de escuchar.

 

Iván & Xoel, dos artistas que comparten mucha historia dentro de mi vida y muy importantes dentro de mi búsqueda de Indy.

 

Dr. Jones