¿Vestuario de cine? ¡directamente a nuestro armario de los sueños!

Desde Antïk tenemos algunas prendas del cine que nos tienen profundamente enamorados. Sí, son muchas, pero aquí os dejamos una primera selección y nos la llevamos directamente a nuestro armario, de los sueños….

Antïk new concept. El espacio de los nuevos creadores. Las mejores prendas del cine.Seguir la huella de Hubert de Givenchy en el cine obliga a hacer un repaso por una de las relaciones de amistad más fructíferas del pasado siglo. Porque el couturier formó, junto a Audrey Hepburn, uno de los dúos creativos que marcarían el estilo de los años sesenta a través de películas inolvidables como Sabrina, Una cara con ángel y Desayuno con diamantes.

Cuenta la leyenda, que cuando a Hubert le comentaron que iría a visitarle la Srta. Hepburn, el modisto pensó que se trataba de Katharine Hepburn, pues nunca había oído hablar de Audrey. Sin embargo, tras la sorpresa inicial, Hubert se enamoró de la joven actriz al verla llegar a su atelier enfundada en unos pantalones capri, una camiseta y un sombrero de gondolero. El flechazo fue inmediato: el diseñador había encontrado a su musa.

El modisto francés dio las puntadas al vestido más famoso de la historia del cine: un little black dress considerado como el epítome de la elegancia que convirtió a Audrey en un icono mundial. Ese vestido cambió los cánones en Hollywood, proponiendo una imagen alternativa a la figura de Marilyn Monroe y al New Look de Dior.Sí, hablamos del vestido que luce Audrey Hepburn en la primera escena de Desayuno con diamantes, esa que tuvo que repetirse múltiples veces debido a que la actriz detestaba los dulces daneses que debía “desayunar” frente al escaparte de la joyería.

Antïk new concept. El espacio de los nuevos creadores. Las mejores prendas del cine.Boina de Bonnie y Clydepelícula de gánsteres estadounidense de 1967 dirigida por Arthur Penn, con Warren Beatty y Faye Dunaway en los papeles principales. Fue ganadora de dos premios Óscar: a la mejor actriz secundaria (Estelle Parsons), y a la mejor fotografía (Burnett Guffey); fue candidata a ocho premios Oscar más.

El vestuario de la película fue obra de Theadora Van Runkle, y es sin duda uno de los grandes atractivos de la película. El estilo elegante propio de los años ´30 con claves lady like, faldas lápiz, pañuelos de seda al cuello, borsalinos, trajes chaqueta, boina, son solo algunas de las piezas clave del estilo de los protagonistas.

Bonnie, interpretada por Faye Dunaway, se ha convertido en todo un icono del mundo de la moda, no solo por su belleza, sino por el estilo tan cuidado que lucía en la película. Su gran conexión con Theadora Van Runkle, se refleja a lo largo de la película. Su melena bob con flequillo a un lado es todo un referente, y su mirada pronunciada con eyeliner es de las más imitadas, así como el color rubio dorado de su pelo. Su estilo sofisticado con faldas evasé, cárdigans y siempre luciendo boina y pañuelo de seda al cuello, hacen de su estilo un clásico atemporal.

Antïk new concept. El espacio de los nuevos creadores. Las mejores prendas del cine.Otro vestido maravilloso del cine es el vestido verde que lució Keira Knightley en la película Expiación (2007). Este espectacular diseño verde esmeralda de Jacqueline Durran ha sido premiado como el mejor atuendo de la historia del cine por la revista  In Style.

El movimiento de la tela de este vestido le hace realmente espectacular, por lo que si no habéis visto la película os la recomendamos entre otras cosas, por verlo en movimiento. Realizado en seda, en realidad el vestido no es tal, sino que se trata de una falda y un cuerpo. Se realizaron varias faldas y varios cuerpos para adaptar cada uno al momento concreto de la película y sus movimientos.

Su color no fué elegido al azar; se eligió verde porque se quería un tono que fuese llamativo e inspirase tentación, siendo el verde un color muy presente a lo largo de toda la película.

Para conseguir el verde esmeralda deseado, un especialista Londisense en la materia se encargó de teñir la seda blanca con pigmentos de tres tonos diferentes.

Antïk new concept. El espacio de los nuevos creadores. Las mejores prendas del cine¿Sabías que parte del vestuario que lució Natalie Portman en la película El cisne negro se elaboró en Sevilla? El taller de confección de la bailarina japonesa Yumiko Takesshima en el pequeño municipio sevillano de Cazalla de la Sierra diseñó diferentes maillots.Gracias al “boca a boca”, la directora de vestuario de ‘El Cisne Negro’ se interesó por los diseños de Yumiko, que recibió la recomendación de bailarines de Nueva York a los que esta empresa sevillana suministra vestuario.

 

Antïk new concept. El espacio de los nuevos creadores. Las mejores prendas del cineLas hermanas Mulleavy de la marca Rodarte se encargaron del diseño de vestuario, en estrecha colaboración con Swarosky. El vestuario de Rodarte representó al cisne negro, oscuro y misterioso y al cisne blanco, virginal y delicado. Natalie Portman se convirtió en una preciosa bailarina de la mano de los tutús y los vestidos de Rodarte, con unos trajes que combinan la pedrería, las gasas y las plumas.

Desde Antïk nos enamora la delicadeza de las prendas de las bailarinas y sus colores, los tutus, tocados, plumas, sus zapatillas…

¿Y este vestido blanco de Rodarte, en especial los detalles de la espalda con esa gasa estratéicamente liada? ¡Nos quedamos con el vestuario entero de la película!

Antïk new concept. El espacio de los nuevos creadores. Las mejores prendas del cineLa película “The Artist”, dirigida por Michel Hazanavicius y protagonizada por Jean Dujardin, Bérénice Bejo y John Goodman es un homenaje a los alocados años 20. Son los inicios de Coco Chanel, Paul Poiret, Lanvin o Madeleine Viomet que revolucionaron el concepto de la estética y el vestuario de las mujeres.

The Artist cuenta la historia de George Valentin (Jean Dujardin), una gran estrella del cine mudo que, en 1927, está en lo más alto de su carrera. Sin embargo, llega el cine sonoro y su productora deja de contar con él porque buscan caras nuevas. En paralelo, la joven aspirante a actriz Peppy Miller (Bérénice Bejo), que empieza a actuar como extra al lado de Valentin, se convierte poco a poco en una gran estrella de esta nueva forma de hacer cine.

El vestuario es obra de Mark Bridges, quien apostó por tejidos y colores muy suaves o muy oscuros, sin medias tintas, que casa perfectamente con el blanco y negro del film. La mayoría son copias de modelos reales de los años 20 y 30.

En el vestuario de la protagonista, destacan los vestidos con cuellos peter pan y fundamentalmente, los complementos: sombreros tipo casquete, tocados con redecilla… Son importantes también las estolas de piel, los guantes y los collares de perlas para completar los estilismos.

La estética de la película nos resulta tremendamente perfecta, pero si tenemos que elegir una prenda, nos quedamos con la de la imagen.

Antïk new concept. El espacio de los nuevos creadores. Las mejores prendas del cineY finalizamos nuestras elecciones de este armario de cine con un icono indudable; Los Manolos.

Los famosos zapatos adorados por Carrie Bradshow de Sexo en Nueva York son toda una institución para las fashion victim.¡Quíteme lo que sea, mi anillos, mi reloj..! ¡Todo, menos mis manolos!” con esta frase dicha por Carrie Bradshaw en la conocida de serie de televisión, se puede apreciar al impacto que ha tenido el diseñador canario Manolo Blahnik en el mundo de la moda en general y del calzado en particular.

Estos en color azulón…¡para nuestro armario de los sueños!

 

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores