Prisas, saturación de información, elevada autoexigencia, estrés…. a menudo sentimos algunas de estas sensaciones en nuestra vida diaria. Hay momentos en que el ritmo que llevamos es tan frenético que la sensación es de caer derrumbado en la cama por la noche y levantarse por la mañana tan agotado como si no se hubiera dormido. ¿Te suena?

Para hacer que nuestra vida fluya sana y natural, hemos de procurar que nuestro hogar esté bien organizado y dispuesto a acogernos con mimo. Recuerda que nuestra casa es el reflejo de nuestro ritmo de vida, por lo que es lógico que si estamos en modo caos, la casa lo está también y es muy importante cortar ese círculo que te afecta negativamente.

¿Cómo conseguir una casa donde relajarnos? 6 claves útiles que harán que tengas más serenidad en tu día a día.

1. Simplifica tu casa.Elimina lo que no necesitas o lo que no aporta valor a tu vida, es liberador. Según la Neurociencia, lo que te rodea dialoga con tu cerebro. Por ello se recomienda mantener cerca lo que está en sintonía contigo y liberarte de todo aquello que te genera ruido. ¿lo has probado?

 

“Lo que no está sumando a tu vida, está restando”

 

2. Apuesta por  colores claros y formas suaves. Las formas angulosas envían un mensaje de peligro a nuestra amígdala cerebral y mantienen nuestra mente en alerta de manera inconsciente.Los colores claros, las formas orgánicas y las líneas horizontales, por el contrario, generan sensación de calma.Está demostrado que los colores influyen en el estado de ánimo y aunque no sea en un alto grado, cada grano de arena que juntes a tu favor mejorará tus emociones.

3. Ayuda a tu cuerpo a adaptarse del día a la noche. Puedes hacerlo aislando tu casa del ruido, utilizando luces tenues en las zonas de descanso  en horarios en que el cuerpo pide menor actividad, enciendiendo alguna vela natural y retirando aparatos eléctricos de la zona del dormitorio. Leer en silencio o hacer un repaso del día es una forma de preparar el cuerpo y la mente para el descanso.

4. Plantaterapia. Sentimos inconscientemente un vínculo afectivo con otros seres vivos y está demostrado que estar en contacto con la naturaleza y tener plantas en zonas de descanso reduce el estrés y favorece la concentración ¡tener plantas en casa es ganas salud!

 

“Adopta el paso de la Naturaleza: su secreto es la paciencia”

 

5. Ten una zona de relax en casa.Hacer actividades relajantes en casa y tener un lugar para ello resulta muy positivo para nuestra salud. No vale dejar el tiempo para nosotros mismos en último lugar, y teniendo el lugar idóneo preparado para ello nos será más dificil posponerlo.

 

6. Planes geniales, en familia. Cuando tienes hijos los momentos de calma es más complicado tenerlos. Para compensar esto, puedes propiciar en casa momentos en los que practicar actividades compartidas que reducen la ansiedad tales como reír, bailar, disfrutar del cine, dibujar o leer juntos.

 

¿Te apuntas a llevar a cabo estas sencillas claves?

Enciende una de nuestras velas naturales y a disfrutar de la calma del hogar.

 

María Lagares

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores

¡Oferta!
42,95€ 19,95€
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
12,95€29,95€ 6,95€15,95€
¡Oferta!
19,90€ 9,95€
¡Oferta!
¡Oferta!