Educación desde la calma o Slow Parenting. Llevo tiempo pensado que en general vamos por nuestro día a día como trenes descarrilados, ¿lo has pensado alguna vez? Que si el trabajo, el gimnasio, la casa, clases, la compra…a veces todo va muy rápido. Pero cuando pienso en los niños, en lo pesados que son sus libros, en que lo normal es que tengan actividades constantes programadas y que con tres años saben encontrar fotos en el teléfono de los padres….creo que algo esta fallando.

“Los niños necesitan jugar, aburrirse, equivocarse, caerse… porque todo ello es en sí un aprendizaje”. Así habla Jean Alice Rowcliffe, enfermera Canadiense que trabajó más de 30 años como cuidadora en hogares de EEUU y Reino Unido (trabajando incluso para la Casa Real Británica), promotora de esta idea educativa: Slow Parenting.

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores. Fashion kids. Sweater de manga larga. Duygu Massol. Les petits VagabondsLos niños nacidos en las últimas dos décadas en los países desarrollados son posiblemente los que más atención, protección y recursos han recibido de sus padres. Pero numerosos estudios y la evolución de la sociedad nos están situando en que este fenómeno común ahora podría estar llegando a su fin.

El Slow Parenting se circunscribe dentro del Movimiento Slow, basado en simplificar la forma de vida, bajar el ritmo de actividad y disfrutar más, comer despacio, caminar, descansar y en definitiva dejar de lado un ritmo de vida rápido e inconsciente.

El llamado Slow Parenting es un estilo de paternidad simplificado, paciente y consciente bajo una educación sin prisas donde los pequeños puedan ir descubriendo el mundo en el que viven poco a poco.Insta al juego, a reducir el contacto con la tecnología y aumentarlo con la naturaleza, recupera el sentido de comunidad y de familia como primeras escuelas del niño e insiste en que los niños necesitan límites y momentos de tranquilidad, frente a la saturación y las apretadas agendas de hoy en día. El objetivo de esta corriente educativa es salvaguardar a los niños del ambiente de estrés y exigencia que hemos creado a su alrededor por culpa de esa necesidad de cumplir con todo y de conseguir la perfección.

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores. Pantalon Story Pants Verde KhakiMe resulta muy interesante el planteamiento de Rowcliffe, que reacciona contra la cultura de la sobre-estimulación, obsesionada con la perfección y la preparación que sólo valora el logro. Numerosos estudios concluyen que este tipo de educación se traduce en niños que carecen de herramientas para el autodescubrimiento, entre otras cosas.

“La sobreprotección y las constantes actividades están bien hasta cierto punto”, afirma Ashley Merryman, co-autora del best-seller sobre educación “The NurtureShock”. “El problema está en que no les damos la oportunidad de fallar o equivocarse porque lo planeamos todo para ellos”. ¿Por qué queremos tanta perfección?

Pero, ¿Cómo son los padres que educan bajo el Slow Parenting?

  1. Reducen su tiempo ante la tecnología.
  2. Recuerdan cual es su papel. No tratan de ser amigos de su hijo ya que creen que las casas son la primera escuela y los padres los primeros maestros.
  3. Tienen un claro lema; el trabajo de un niño es jugar.
  4. Recuerdan que…ellos le han dado la vida, pero NO son la vida de su hijo.
  5. Establecen límites y normas, ya que confían en que está bien decir que no.
  6. Creen que menos es más. La creatividad a menudo nace del aburrimiento y ellos así lo creen.
  7. Disfrutan de la naturaleza y cultivan espacios tranquilos.

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores. Fashion kids. Camisa invernalSi eres de los que desea modificar el tren de vida y acogerte al Slow Parenting, puedes comenzar por estos pequeños grandes cambios;

  • Dejar a un lado las prisas para levantarse y disfrutar del despertar con tranquilidad.
  • Desayunar, comer y cenar disfrutando los platos y sin televisiones o revistas de por medio.
  • Hacer excursiones a lugares tranquilos, naturales, que potencien la creatividad de nuestros niños.
  • Encontrar todos los días un rato para hacer cosas  juntos que os haga reír y relajarse.
  • Dedicar ratos a no hacer nada, solo estar tirados por cualquier rincón de casa disfrutando del momento.
  • Apagar los móviles y el ordenador, los ratos para los niños son solo para ellos.

“La vida no es una carrera; es un viaje, un descubrimiento para hacer juntos”, afirma Carl Honoré, autor del libro “El elogio de la lentitud”, uno de los pilares del Movimiento Slow. “Yo lo vi claro después de que la profesora de mi niño de 7 años me dijera que tenía un talento especial para la pintura. Me fui a casa orgulloso pensando en cómo potenciar el talento de mi pequeño Picasso, pero cuando le dije que iba a tener un tutor, me contestó que lo que él quería era pintar tranquilamente”.

Yo me he propuesto disfrutar del momento presente con calma bajo la filosofía Slow y quizá poco a poco seguir informándome para potenciar el Slow Parenting en nuestro hogar y así respirar oxígeno psicológico junto a los más pequeños.

 

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores

 

Agotado
¡Oferta!
27,95€ 15,90€
17,95€
¡Oferta!