Cuando el pelo luce reseco, frágil, sin brillo y con las puntas abiertas y quebradizas es síntoma de que está profundamente dañado. Las causas pueden ser varias, desde un excesivo uso de secadores y planchas hasta una mala alimentación o la simple exposición al sol.

En verano más que nunca el pelo se debilita y requiere más cuidados; por ello desde Antïk os facilitamos algunos de los muchos remedios caseros y cuidados naturales… para tu cabello, ¡una forma útil, sana y económica de cuidarse!

 

1. Hidratación y salud. Aceite de Oliva para el cabello.

Desde la antigüedad el aceite de oliva se ha utilizado ampliamente en el tratamiento del cabello como acondicionador y como una forma barata y fácil de hidratarlo. Masajear el cabello y el cuero cabelludo con aceite de oliva lo tonifica y nutre, dejando el pelo más manejable, saludable y vibrante.

El aceite de oliva también previene la caspa, calma la picazón del cuero cabelludo y puede retrasar o incluso prevenir la pérdida de cabello ya que bloquea la hormona responsable de la contracción del folículo piloso, la hormona DHT.

Es importante que el aceite de oliva sea virgen extra para que posea todos sus beneficiosos componentes, entre ellos los ácidos grasos mono-insaturados y la vitamina E, un antioxidante importante para el crecimiento del cabello.

¿Cómo?

Puedes aplicar el aceite de oliva con el pelo seco, o ya mojado con la ducha. Lo ideal es que tu mismo descubras de qué manera queda mejor tu cabello. Deja reposar mínimo unos 20 minutos con tu pelo envuelto en una toalla húmeda o con un gorro de ducha para que penetre bien en el cuero cabelludo.

Finalmente, Enjuaga y usa tu champú habitual.

 

2. Mascarilla de aguacate, ideal para luchar con el cabello encrespado, así como con las puntas abiertas, dañadas o quebradizas. Las múltiples vitaminas del aguacate lo convierten en un ingrediente natural excelente para nutrir y reparar el cabello dañado en profundidad.

Ingredientes para preparar esta mascarilla: Aguacate, Aceite de germen de trigo, Plátano maduro.

Para prepararla, machaca la pulpa del aguacate junto con el plátano y añade una cucharada de aceite de germen de trigo. Cuando la mezcla esté lista, aplícala sobre el cabello dejando que lo humecte durante una hora.

 

3. Cerveza para el cabello. La cerveza esta hecha de malta y lúpulos que contienen proteínas que reparan el cabello dañado por los procesos químicos, el sol, el cloro, la contaminación y añade cuerpo a las mechas caídas. El azúcar en la cerveza hace que el pelo brille al apretar las cutículas de los filamentos.

Abre una botella o lata y déjala así por una o dos horas antes de ducharte.Tras lavarte el pelo con champú y enjuagarte, vierte toda la cerveza sobre tu cabello, asegurándote de cubrir las mechas de la raíz a la punta. Gentilmente masajea la cerveza en tu pelo y deja que actúe al menos por dos minutos. Enjuaga tu cabeza por completo con agua fría. Luego puedes usar acondicionador normal para neutralizar cualquier rastro de olor a cerveza. Sécate con toalla y péinate de manera usual. Te darás cuenta de que tu melena estará más brillante, abundante y con movimiento.

 

4. Agua fría para finalizar el lavado.Si el último enjuague del lavado de pelo se hace con agua fría, se cierra de forma óptima la fibra capilar, es decir, se sella profundamente y eso produce mayor brillo para el cabello.

Pero es importante considerar que si nos duchamos y el entorno queda con mucho vapor, aunque nos echemos el agua fría, el calor hará que la cutícula quede abierta, por lo tanto,lo recomendable en casa es dejar alguna la ventana abierta o lavar el pelo por separado para que el agua fría haga su efecto.

 

5. Serum capilar natural. Si quieres hacerte tu propio serum libre de productos químicos te dejamos esta receta.

  1. Aceite de jojoba: hidrata en profundidad, aporta vitamina E, regenera, regula el exceso de grasa, aumentando la suavidad, el brillo y la fortaleza.
  2. Aceite de aguacate: nutre y suaviza en profundidad, aporta vitaminas como A, B, D y E que favorecen la regeneración y la buena salud del cabello.
  3. Aceite de coco: es un intenso y duradero hidratante, aplicado con regularidad sobre el cuero cabelludo elimina la caspa y da volumen al cabello, ayuda a retener la humedad y regenera a la vez que suaviza.

Elaboración: Mezclamos 15 ml de cada aceite en un bote de limpio y de cristal, preferentemente oscuro. Dependiendo de la longitud del cabello, cantidad o necesidad para repararlo, podríamos necesitar más o menos cantidades que las irás ajustando y personalizando.

 

 Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores