En 1948, la Primera Asamblea Mundial de la Salud propuso que se estableciera un «Día Mundial de la Salud» para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud. Desde 1950, el Día Mundial de la Salud se viene celebrando cada 7 de abril y cada año se elige para esa jornada un tema de salud específico, siendo este año la depresión.

Tristeza, irritabilidad, apatía, pérdida del interés por el entorno, incapacidad para experimentar placer por algo, inapetencia por la comida, sentimientos de culpa, dificultad para pensar, concentrarse o tomar decisiones, pensamientos recurrentes…Esto es lo que siente una persona con depresión. Un dolor que se vuelve inmenso en quién la padece.

La depresión es una enfermedad que afecta a personas de todas las edades, condiciones sociales y de todos los países. Es una enfermedad o trastorno mental que se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas. En el peor de los casos, la depresión puede provocar el suicidio, siendo actualmente  la segunda causa de muerte entre las personas entre 15 y 29 años.

Se pueden presentar síntomas depresivos ante situaciones que conlleven un fuerte estrés laboral, económico,debido a relaciones interpersonales o debido a la acumulación de vivencias personales, que irán remitiendo paulatinamente a partir de que desaparezca el desencadenante del estrés y se vaya tratando la depresión.

Se trata de un problema muy frecuente (unos 350 millones de habitantes en todo el mundo) siendo la primera causa de discapacidad mundial. En España sufre trastornos depresivos un 5-9% de la población (1,5 millones de personas), aunque al menos el 10-20% han padecido episodios depresivos en alguna etapa de su vida y nunca han sido diagnosticados ni tratados como tal.

¡Pero estamos de enhorabuena! La depresión se puede prevenir y tratar. Una mejor comprensión de qué es la depresión y de cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda.

 

La normalización de acudir al psiquiatra y al psicólogo está todavía en camino, ¡entre todos lo conseguiremos!

 

Superar la depresión y aprender de ella será el resultado de haber sido tratado por un especialista y haber sido capaz de establecer tu vida en base a:

  • Controlar los pensamientos negativos.
  • Empezar a hacer actividades que te relajen y distraigan poco a poco.
  • No encerrarse en casa.
  • Hacer deporte.
  • Estar en contacto con la naturaleza.
  • Socializar.
  • Crear nuevos recursos personales y sociales.
  • Tener depresión no significa poder tratar a los demás a tu antojo.

 

“La depresión es como ahogarse, excepto que nadie te puede ver”

 

Además, tener una autoestima sana y saber ser asertivo nos ayuda mucho a la hora de afrontar momentos o sensaciones que nos debordan. Es deber de cada uno de nosotros construirnos como personas, crear nuestros cimientos personales cada día. Aquellas personas que no cambian o que siempre actúan en la vida de la misma manera es imposible que crezcan como personas.

Desarrollar inteligencia emocional está en nuestra mano.El saber aceptar y tolerar los diferentes estados emocionales, aunque sean negativos, será una de las mejores ventajas con las que puedes contar en la vida. Si tienes ansiedad, tristeza, temor o rabia, sensaciones que todos sentimos,  y te puedes “controlar” sin que estas emociones te desborden, serás una persona con una buena capacidad de autocontrol. Y claro, si sabes tener tolerancia y aceptación de las emociones negativas, podrás tener una mayor capacidad de disfrute de las positivas.

Yo misma he sufrido depresión, al igual que personas de mi alrededor. No fue fácil dar el paso de acudir a un profesional, ya que no está visto de igual manera que al que le duele una muela y va corriendo al dentista. Por ello es cosa de todos normalizar este tipo de situaciones tan comunes y que todavía son tabú en nuestras casas.

El derecho humano a la salud debe ser garantizado y respetado para todas las poblaciones. Es un bien público mundial, un derecho universal. La salud es un pilar básico e imprescindible para lograr el desarrollo socioeconómico y el bienestar de la población y por tanto de los países.

 

¡Hablemos de depresión!

María Lagares

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores

¡Oferta!
42,95€ 19,95€
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
12,95€29,95€ 6,95€15,95€
¡Oferta!
19,90€ 9,95€
¡Oferta!
¡Oferta!