“Tocar Woodna es tocar la belleza de un instante único detenido en el tiempo.
Tocar Woodna es tocar la innovación de un amor noble por el medioambiente.”

Hoy os acercamos un poco más Woodna, marca recientemente incorporada a nuestro espacio de nuevos creadores. Para ello hablamos con Ernesto, Ingeniero de Montes que trabaja en el Departamento de Transformación y Comercialización de la Madera. Desde hace un tiempo él y todo su equipo han querido aprovechar esas maderas sobrantes de tanta calidad y que con tanto mimo han cuidado, y transformarlas en artículos de cuidado diseño.

Antïk: ¿Cómo comenzó todo? ¿Por qué ese nombre para la marca?

Woodna: La industria de maderas no está preparada para trabajar maderas de pequeño diámetro y cada día veíamos desaprovechar decenas de pedazos de madera de cerezo y de nogal, que por pequeños que fueran no dejaban de ser pedazos de dos de las maderas de mayor calidad y estética del mercado. De esta manera, junto a varios diseñadores, nos pusimos como objetivo valorizar la madera de pequeñas dimensiones.

Empezamos con una funda para iPhone y la línea nos resultó muy interesante y aún más con el reto técnico que se nos planteaba: es difícil combinar maderas con productos tecnológicos aportándoles la calidad y versatilidad que necesitan. La madera es rígida, es difícil trabajar en finos grosores con forma, y además, se mueve ante las variaciones de humedad. Pero con la lucidez estética de los diseñadores y nuestro espíritu de artesanos hemos superado cada uno de estos inconvenientes técnicos y ahora podemos ofrecer un catálogo de productos de madera que serán el complemento más útil y personal para la pequeña tecnología.

Con el nombre Woodna queremos remarcar ese carácter natural de la madera, esa calidez que sólo puede aportar ese material y que creemos combina muy bien con la terminación en femenino.

Antïk: ¿Cómo llegan los artículos a Antïk, cual es el proceso que lleváis a cabo?

Woodna: Woodna posee plantaciones forestales sostenibles de Nogal y Cerezo en España. A partir de nuestra propia madera de diámetros pequeños convertimos las ideas de nuestros diseñadores en productos mediante artesanos que disponen de la más alta tecnología como es el control numérico.

Nuestras plantaciones se desarrollan a partir de terrenos agrícolas abandonados que se reforestan, generando una cobertura boscosa donde antes no existía. Durante el crecimiento de los árboles se convierte en un depósito creciente de CO2. Las plantaciones de madera sostenible potencian además el desarrollo del entorno rural al fijar en él su mano de obra y ayudan a revalorizar el patrimonio forestal nacional.

El uso de madera es la alternativa más ecológica frente al uso de cualquier otro tipo de material: la madera es renovable, biodegradable y no contaminante.

Antïk: ¿Qué os gustaría lograr con vuestro trabajo?

Woodna: Nos encantaría que con nuestros productos el gran público participara del ciclo virtuoso de la economía verde. En Woodna queremos cerrar el ciclo de plantar, crecer, cortar, usar la madera y volver a plantar y así tener en nuestras fincas todas las fases desde el vivero hasta el producto.

Nos encantaría que nuestros clientes visitaran nuestras plantaciones y formaran parte de ellas teniendo un pedacito en forma de producto

Antïk: ¿Cómo veis la marca en el futuro?

Woodna: El mundo tiene que caminar irremediablemente hacia una economía verde, hacia un mundo con energías renovables, una economía baja en carbono. En esa filosofía la madera es una material imprescindible por lo ya comentado. Además,  para la producción de madera el futuro está en plantaciones controladas y sostenibles. Por tanto estamos convencidos que nuestra apuesta es una apuesta de futuro y que la gente lo sabrá valorar.

Antïk: Y quizás esta entrevista clarifique mucho la importancia de vuestro trabajo. ¡Muchas gracias!

 

Antik new concept. El espacio de los nuevos creadores